Qué es un certificado de profesionalidad

Un certificado de profesionalidad es un documento, con carácter oficial, que acredita competencias y delimita perfiles profesionales con el objeto de darles identidad en el sistema productivo y en el mercado laboral.

Los certificados de profesionalidad, regulados por el Real Decreto 34/2008, de 18 de enero, forman parte del nuevo marco formativo a nivel europeo que identifica competencias profesionales y garantiza su reconocimiento en toda Europa. En nuestro país, los certificados de profesionalidad están reconocidos, acreditados y avalados por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) junto con la Administración Laboral competente de cada Comunidad Autónoma. Otorgan validez y reconocimiento de competencias a nivel Europeo lo que facilita el acceso al mercado laboral y su movilidad internacional en toda Europa.

Cada certificado de profesionalidad identifica y acredita una cualificación dentro del Sistema Nacional de Cualificaciones Profesionales y Formación Profesional. Es, precisamente, el Sistema Nacional de Cualificaciones Profesionales y Formación Profesional (SNCFP) quien promueve y desarrolla la evaluación y acreditación de las competencias y las recoge, en última instancia, en el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales.

Las novedades en torno a los Certificados de Profesionalidad recogen modificaciones sustanciales en su reconocimiento europeo y modalidad de impartición.

De este modo, el Real Decreto 34/2008, de 18 de enero queda modificado por el Real Decreto 189/2013, de 15 de marzo, con el fin de adecuar la regulación de los certificados de profesionalidad en relación con el nuevo contrato para la formación y el aprendizaje, así como, con la formación profesional dual contenida en el Real Decreto 1529/2012, de 8 de noviembre, por el que se desarrolla el contrato para la formación y el aprendizaje y se establecen las bases de la formación profesional dual, así como en relación a su oferta e implantación y en los aspectos que dan garantía a la calidad del sistema.

El citado Real Decreto 34/2008, de 18 de enero estable, previo informe de las Comunidades Autónomas, que el Ministerio de Empleo y Seguridad Social es la institución que determina las condiciones de impartición de los certificados de profesionalidad en las modalidades presencial y teleformación garantizando la calidad de su impartición.

La presente orden desarrolla esta última modalidad, la teleformación, para la impartición de los certificados de profesionalidad. Esto permite configurar una oferta formativa flexible y de calidad adaptada a las necesidades de los trabajadores y de las empresas en el marco de la Ley Orgánica 5/2002, de 19 de junio , de las Cualificaciones y de la Formación Profesional.

La oferta formativa de los certificados de profesionalidad podrá impartirse mediante teleformación en su totalidad o en parte, de forma presencial o teleformación e incluso realizarse parte en una empresa a través de la formación profesional dual.